lunes , mayo 25 2020
Inicio / Destacadas / CRÓNICA POLÍTICA: Senadores hacen el #QuédateEnCasa porque ganan 104 mil pesos mensuales.

CRÓNICA POLÍTICA: Senadores hacen el #QuédateEnCasa porque ganan 104 mil pesos mensuales.

Opinión por Rosy Ramales

Los Senadores de la República sí pueden hacer el #QuédateEnCasa porque tienen una dieta (especie de sueldo) de 104 mil pesos netos mensuales, así que nada les preocupa.

Ni siquiera se toman la molestia de hacer largas filas en alguna sucursal bancaria para cobrar porque puntualmente les transfieren su jugoso ingreso mensual.

¡Imagínense, 104 mil pesos al mes nada más por levantar el dedo dos veces por semana y solamente durante los periodos ordinarios de sesiones; y eventualmente cuando hay periodos extraordinarios; además por asistir a reuniones de comisiones a avalar lo hecho por los asesores!

¡104 mil pesos mensuales por lastimar, ofender, pisotear, a ciudadanas y ciudadanos! Claro, no siempre, únicamente cuando realizan reformas constitucionales o legales o crean nuevas leyes contrarias al interés general.

Evidentemente las y los senadores argumentarán lo contrario: Que todo lo hacen por el bien de México, sobre todo quienes pertenecen al actual partido gobernante (Morena) y aliados.

Igual ocurrió cuando el PRI tenía la calidad de partido gobernante y la mayoría en las cámaras del Congreso de la Unión, y cuando no la tuvo, la construyó a base de acuerdos, componendas y prebendas. No fue la excepción el PAN en sus doce años en el poder.

Lo peor es que los llamados “protagonistas del cambio verdadero”, o sea, los de Morena refinaron las prácticas. Vaya, el origen siempre es el origen. Un cambio de partido, no cambia la esencia; y pululan los morenistas hechos en el Revolucionario Institucional.

Ahí está el caso de Ricardo Monreal Ávila, a quien nada le preocupa más que mantenerse en el poder por los siglos de los siglos amén, y prácticamente sigue el mismo camino de aquellos priistas que se enquistaron en la carrera parlamentaria.

Y cómo nada le preocupa, hasta pretende reformar la Ley Federal del Trabajo, no precisamente en beneficio del sector obrero, sino en beneficio del proyecto de nación del presidente Andrés Manuel López Obrador con rédito político electoral para Morena.

Muchos políticos no solo viven de la política; pero ésta es elemental para hacer negocios más redituables. Entre los senadores habrá casos de excepción, que solo vivan de la política, y ésta sea para ellos arte y vocación de servicio.

Pero a la mayoría de los senadores ¿qué les preocupa una crisis económica por la pandemia?

En fin, retomando el tema: Los senadores tienen un ingreso mensual de 104 mil pesos netos, sin contar los recursos adicionales por concepto de boletos de avión y viáticos, ya en cantidades menores debido a la austeridad pero todavía gozan de beneficios como éstos.

Además, conforme al Manuel de Percepciones 2020 tienen derecho a un Seguro de Vida Institucional de 40 meses de dieta bruta y tendrán al final del año una gratificación de 40 días de dieta; o sea, por esa “gratificación”  –¿viene siendo como un aguilando?—en diciembre próximo cada senador recibirá alrededor de 140 mil pesos.

Y eso es lo legal; lo extralegal quien sabe cuánto será.

Imagínense la enorme cantidad de dinero para “gratificar” a 128 senadores, además de la onerosa dieta mensual de 104 mil pesos, más su seguro de vida de 40 meses de dieta bruta, ¡en un país como México que se está desmoronando económicamente, donde el sector verdaderamente productivo  –medianas y pequeñas empresas y comercios— están pasándola muy mal obligados todavía por un gobierno que no gobierna para todos.

¡128 senadores, que poco le sirven a México!: 64 de mayoría relativa (dos por entidad federativa), 32 de primera minoría (que son los que pierden y quedan en segundo lugar), y 32 de representación proporcional (que son los asignados a los partidos políticos según el número de votos obtenidos).

¡128 parásitos, con sus honrosas excepciones! Bastaría con un senador o senadora de mayoría relativa (uno por cada entidad) y el de primera minoría para equilibrar, y ya; los de representación proporcional están de sobra, además rompen con los principios del pacto federal mediante el cual los senadores representan a los estados.

El pueblo de México se ahorraría el gasto de 64 senadores, necesariamente a eliminar en una urgente reforma electoral constitucional y legal. Pero ni a Morena, ni a la oposición se les ven ganas de legislar a favor de un país que necesita recursos para enfrentar la crisis económica y sus consecuencias en 2020 y 2021, que dejará la pandemia.

El pueblo está tomando nota.

La eliminación de 64 senadores sería un respiro para la nación; el ahorro sería destinado a inversión de proyectos y obras para reactivar la economía, y a los sectores social y productivo.

Los mexicanos y las mexicanas quisieran ver a los senadores impulsando una iniciativa para eliminar 64 escaños como una acción de fondo para ayudar a nuestro país, que está sobre representado y en un hoyo económico debido en parte al gasto corriente en los tres Poderes federales y locales.

Por lo pronto, los miembros de la Cámara Alta deberían tomarle la palabra al senador Manuel Velasco Coello, del Partido Verde, quien propuso que las y los senadores donen el 100% de su salario para comprar insumos en apoyo al personal médico del país.

Y que dicha medida sea aplicada inmediatamente a partir del mes de abril y permanezca el tiempo que dure la contingencia sanitaria en el país.

Y que los recursos sean destinados directamente a comprar insumos y materiales indispensables en apoyo al personal médico que está luchando contra el Coronavirus en las clínicas y hospitales de toda la República Mexicana.

Revisar tambien

Promueve Congreso Local, ciclo de conferencias: “La Obra Pública en Oaxaca”

Comunicado San Raymundo Jalpan, Oax. 23 de mayo de 2020. La Comisión Permanente de Infraestructuras, Desarrollo ...

A %d blogueros les gusta esto: