domingo , agosto 14 2022
Inicio / Opinión / CRÓNICA POLÍTICA: Manlio y Basave, ¿Oaxaca se les sale de las manos?

CRÓNICA POLÍTICA: Manlio y Basave, ¿Oaxaca se les sale de las manos?

#Opinión Rosy RAMALES

Alfonso Gómez Sandoval Hernández, uno de los aspirantes a la candidatura del PRI a Gobernador de Oaxaca, tomaba agua de jamaica sentado a la mesa del restaurante Casa Oaxaca, famoso por su exquisita comida regional. Lucía chamarra de piel color negro en esa fría tarde del martes 12 de enero.

“¿Siempre va a competir?”, le pregunté.

“¡Claro, mi aspiración sigue viva!”, dijo el priista de abolengo. Y como intuyendo lo que esta escribiente pensó, apresuró: “He estado haciendo reuniones privadas, por ejemplo, vengo regresando de la Costa (oaxaqueña)”.

Por supuesto, el trabajo de tierra suele ser más efectivo que el mediático, y se evita el riesgo de ser impugnado por actos anticipados de precampaña y campaña. Un estilo muy distinto al del “simpatizante” Gerardo Gutiérrez Candiani, quien ha tapizado la capital oaxaqueña de espectaculares y autobuses de transporte urbano con su imagen; un “simpatizante” que, por cierto, no se ha atrevido a decir abiertamente que busca ser candidato del PRI a Gobernador de Oaxaca, solo lo ha insinuado.

 “¿Y qué posibilidades tiene?”, preguntamos a Alfonso Gómez Sandoval Hernández, quien, con gesto amable, respondió: “Las mismas posibilidades que todo militante priista”.

“Y si no fuera usted el candidato, ¿renunciaría al PRI?”, curiosamente quisimos saber. Entonces, “Poncho” como sus amigos le llaman, mirando de frente, con aire de seguridad, afirmó: “No, no me iré del PRI, yo soy priista…” Y complementando su afirmación, refirió una frase metafórica más o menos así: “Soy católico y Guadalupano”.

Alfonso Gómez Sandoval Hernández es un priista que siempre ha sido bien visto en su partido político, por lo menos hasta el momento. Y no obstante de haber desempeñado la función de Secretario General de Gobierno en la administración coalicionista de Gabino Cué Monteagudo, los priistas en su mayoría lo respetan. Incluso, siguió asistiendo a las sesiones del Consejo Político Estatal del PRI.

¿Habrá sido casualidad que un priista haya sido el encargado de la política interna del gobierno de Cué, precisamente en el tramo de recomposición de su administración?

La plática es breve, se desarrolla casi al mismo tiempo de agotarse el agua de jamaica que comparte con esta escribiente.

LA RUMOROLOGÍA

Semana tras semana crece la rumorología sobre la definición de la candidatura del PRI a la gubernatura de Oaxaca. Un día es Alejandro Murat Hinojosa y otro día la posibilidad se inclina a favor de Eviel Pérez Magaña.

Mientras que en diversas columnas de medios nacionales han destacado el nombre de la diputada federal Mariana Benítez Tiburcio como la opción del PRI en Oaxaca, lo mismo que en los casos de Samuel Gurrión Matías y del simpatizante Gerardo Gutiérrez Candiani, aunque éste en menor medida.

Así lo ven solo en su cómoda esfera. Pero Candiani no conoce Oaxaca, y eso que es su estado natal. De Alejandro Murat es entendible su desconocimiento sobre el agave y los nombres de las comunidades oaxaqueñas, porque nació en el Estado de México, sin embargo, se esfuerza en conocer la entidad que pretende gobernar.

Eso sí, el ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial ha tapizado la ciudad de Oaxaca con su imagen, en espectaculares y autobuses, lo cual provocó que la Comisión de Quejas y Denuncias del OPLE le impusiera medidas cautelares relativas a bajar su propaganda.

En fin. Ya ni los mismos priistas saben a ciencia cierta la situación prevalente en su partido político en torno a la definición de la candidatura a la gubernatura. Y casi diario hay golpes bajos entre aspirantes. Incluso, pulula la producción de información, conocida en el argot periodístico como “borregazos”, sobre el respaldo de partidos políticos a determinados aspirantes priistas; las dirigencias partidistas han salido a desmentir.

Así las cosas, mediáticamente y en redes sociales todos los días el dinosaurio pare una candidatura diferente. Aun cuando el proceso interno del PRI- Oaxaca apenas está por iniciar.

Oaxaca, ¿se le estará saliendo de control a Manlio?

BASAVE….Y OAXACA

La renuncia a la presidencia nacional del PRD, Agustín Basave Benítez, en pleno proceso electoral acrecentaría la crisis de este partido político en la víspera de la definiciones de la forma de competencia y candidaturas en las 12 entidades federativas donde este año habrá elecciones de gobernador.

Por suerte para el PRD, Basave rectificó tan pronto como el Comité Ejecutivo Nacional respaldó su política de alianzas y le reconoció su interlocución para continuar las negociaciones con la dirigencia nacional del PAN para concretar alianzas.

Prácticamente a la par, el Comité Ejecutivo Nacional del PRD aprobó aliarse con el PAN en Veracruz y Oaxaca; esta última entidad es considerada como “prioridad” perredista en la meta de mantener la gubernatura, que en el 2010 ganaron con Gabino Cué Monteagudo como candidato de una coalición de partidos.

Aunque las condiciones actuales, no son las mismas del 2010. Tanto el PRD como el PAN, así como el PT, traen el desgaste de un ejercicio de gobierno que, en diversos rubros, ha provocado la insatisfacción ciudadana. Sin embargo, el golpe de timón en el renglón educativo ha mejorado la imagen del actual gobierno “coalicionista”.

Entre varias situaciones distintas a las del 2010, PRD y PT ya no contarían con los mismos aliados fácticos. Además, existe una pugna casi irreconciliable entre el grupo de poder gobernante y el senador Benjamín Robles Montoya, quien ha pedido ser precandidato de unidad; caso contrario, no participaría en el proceso interno perredista y buscaría una tercera vía para postularse como candidato a Gobernador de Oaxaca.

Ya el presidente estatal del PRD, Carol Antonio Altamirano, le contestó considerando imposible la petición de Benjamín Robles, pues se trastocarían los derechos político electorales de las y los militantes perredistas que pretendan solicitar su registro como precandidatos (as) a la gubernatura. Y lo invitó a inscribirse e intentar la candidatura de unidad en el curso de la campaña y llegar al Consejo Estatal electivo.

Carol Antonio tiene razón. Pero también Benjamín al calcular sus posibilidades internas, pues si no consigue la precandidatura de unidad durante la campaña, difícilmente sería el candidato del PRD a Gobernador de Oaxaca. Y la competencia interna en un partido, lo inhabilitaría para participar en otro, salvo que, en su caso, los órganos electorales jurisdiccionales digan lo contrario.

¿Benjamín Robles solicitará su registro como precandidato del PRD? Pues si cumple su palabra, no. Claro, igual y también puede rectificar su postura como lo hizo Basave. Aunque en el caso del senador, quien sabe si le concedieran convertirse en precandidato único. José Antonio Estefan Garfias y Francisco Martínez Neri, también aspiran a la candidatura perredista a Gobernador de Oaxaca.

En fin, que Benjamín Robles, sin perder el tiempo, con anticipación anda construyendo la vía alterna. Primero se le veía en la ruta de la candidatura independiente y hasta optó por usas sombrero a estilo “El Bronco”. Sin embargo, también ha venido platicando con dirigentes de diferentes partidos políticos “chicos”.

Precisamente, hace algunos días se reunió con dirigentes de los partidos con registro nacional como Nueva Alianza y del Trabajo, así como de los partidos locales Unidad Popular (PUP), Social Demócrata (PSD) y Renovación Social (PRS), aunque éste es de nueva creación y, por lo tanto, está impedido legalmente para ir coaligado.

La intensión sería ir como candidato a gobernador de Oaxaca de una coalición de partidos chicos, según fuentes de partidos presentes en la referida reunión. ¿Lo conseguirá? Pues los plazos están corriendo, el 26 inician las precampañas y prácticamente a la par el proceso para la cédula de respaldo ciudadano para quienes pretendan competir como candidatos independientes.

Cabe preguntar también: ¿El senador Benjamín Robles le haría un hoyo al PRD de tal magnitud como para provocar la derrota de una alianza PRD-PAN? Dependerá de la vía por la que compita, de los partidos que lo arropen como candidato, y, entre otros factores, de la estructura electoral con la cual cuente.

En fin, Basave logró la aprobación de la alianza PRD-PAN en Oaxaca, pero la “unidad” se le está escapando de las manos, según parece.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Revisar tambien

DETRÁS DE LA NOTICIA: Alianza #UNO Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México

Por Alfredo Martínez de Aguilar El objetivo fundamental es lograr un efecto multiplicador, a través ...

A %d blogueros les gusta esto: