domingo , abril 11 2021
Inicio / Destacadas / Primera Línea: Salcedo y Del Pozo, la confabulación peligrosa en SSP

Primera Línea: Salcedo y Del Pozo, la confabulación peligrosa en SSP

Por María de los Ángeles Nivón

-Mientras el secretario Ernesto se perdía en sus excesos, el subsecretario Memo cometía atropellos contra la tropa y abuso de poder

Lucir una moto de lujo marca Ducati en color roja y tenis del mismo tono, de marca, con chamarra de piel frente a una tropa en penal de Miahuatlán de Porfirio Díaz, donde los 12 policías comisionados en ese lugar, formados con uniformes descoloridos de tanto uso, para esperarlo y recibirlo, es un verdadero insulto, un exceso.

Sí, estimada audiencia, hablamos del todavía titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Raúl Ernesto Salcedo Rosales que junto con su subsecretario Guillermo del Pozo cometieron verdaderos abusos en contra de las y los policías, sin medir las consecuencias que su falta de tacto y sensibilidad traerían al gobernador Alejandro Murat Hinojosa al que metieron en un gravísimo problema.

Hace aproximadamente dos semanas, Salcedo visitó el penal de Miahuatlán, pero no fue para checar cómo estaban funcionando, ni como visita de supervisión, NO, fue para estrenar en carretera su nueva adquisición, una moto marca Ducati color roja y atrás del funcionario de seguridad lo seguía la camioneta de lujo color negra y en su interior su esposa de sombrero, con escoltas.

Al bajar de su lujosa moto, los uniformados lo esperaban, formaditos, y Salcedo permite que uno de ellos le quite la chamarra, como en la época de los emperadores romanos hasta con un comportamiento narcisista, así ha sido la conducta de este servidor público que ha rayado en los excesos de poder.

¡Increíble!

Llevado de la mano de Guillermo del Pozo, “yupi” quien le vendió la idea a Salcedo -desde un principio- que lo haría Secretario de Seguridad porque tenía mucha influencia sobre Murat Hinojosa, con quien Memo estudió la carrera de Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de México y de quien ha dicho hasta el cansancio que le elaboró su tesis al hoy Mandatario oaxaqueño, se convirtió en el verdadero titular de la SSP.

Uno de los errores más graves de Salcedo fue haber dejado la Secretaría de Seguridad Pública en manos de Memo del Pozo, el servidor público más tóxico y deleznable del gobierno de Oaxaca, quien desde su llegada a la institución sacó el cobre y lo primero que hizo fue correr a todos los policías que tenían 10 años de servicio y a los de avanzada edad, como la historia de don Héctor Quiroz, a quien le pisoteó sus derechos.

Por cuestiones de salud, Don Héctor Quiroz tuvo que retirarse para ser intervenido quirúrgicamente y lo primero que hizo Memo del Pozo, fue quitarle su salario con argucias legaloides, lo dejó desprotegido y hasta se burló expresando “que lo mantengan sus hijos”.

Para conocimiento de ustedes estimada audiencia, Don Héctor, es una persona mayor que merece todo nuestro respeto, es un experto en el manejo de temas de prevención, una eminencia, por ello duró tanto tiempo en la Policía del Estado, y jamás había sido humillado y denigrado de la peor forma, como lo hizo Memo del Pozo, mientras Salcedo se la pasaba en sus recorridos en motos de lujo, el otro aprovechaba para hacer de las suyas.

Historias como estas hay muchas en la tropa, por eso el hartazgo, hasta que reventaron y estallaron el paro, cansados de los abusos de poder de sus superiores.

Otro abuso cometido por Salcedo y Memo del Pozo, fue que a 100 policías comisionados en la zona turística de la costa oaxaqueña, les quitaron el bono de $1200 pesos mensuales con los que se ayudaban para despensas, pago de renta, como una forma de viáticos, pegándoles donde más les duele a los uniformados y sus familias, en el sustento diario.

Tóxico como es, además de chismoso, porque le mintió muchas veces a su jefe el Gobernador, Del Pozo hizo cuentas de cuánto dinero se llevaban estos policías comisionados y le brillaron los ojos, $120 mil pesos mensuales y propuso que les cambiaran sus lugares de adscripción porque todos lo tienen en Oaxaca de Juárez y municipios conurbados, puesto que sus familias viven en valles centrales y le hicieron ver que sería un error, que lo analizara.

Pues le valió, no tuvo empacho en quitárselos y hasta hoy no se sabe qué hace con ese dinero, por ello decía en una entrega pasada de esta columna, que el Gobernador Murat debería ordenar una auditoria a la SSP, es muy importante que se sepa toda la discrecionalidad con que manejan los dineros de la tropa los mandos superiores y hasta Zory Ziga, la Oficial Mayor quien se confabuló con Del Pozo para los “negocios”, trae lo suyo.

Memo también maneja 50 plazas de honorarios de $10 mil pesos mensuales cada una que corresponden al Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, solo él sabe qué hace con esos espacios, a los que regentea, a nadie le rinde cuentas y Zory Ziga tiene conocimiento de estas plazas, pero están confabulados.

Con todos estos abusos de poder, ahora se explican por qué reventaron las y los policías, finalmente es nada lo que piden, para todo lo que les han robado, sin riesgo de equivocarnos, los mandos superiores se han quedado con el dinero de la tropa, que por fortuna parece que el Gobernador Alejandro Murat ya abrió los ojos y paró las orejas.

Me dicen que el día que el Mandatario oaxaqueño llegó al cuartel en pleno paro de policías, la primera vez, por cierto iba muy enojado, por la mañana tuvo un desagradable encuentro en Casa Oficial con Ernesto Salcedo Rosales y Guillermo del Pozo, mandó llamar al titular de la SSP, pero el subsecretario dijo que él también tenía que estar y llegaron ambos.

Murat no los dejó ni hablar, Salcedo estaba con la cara desencajada, no les permitió articular ni media palabra y a Del Pozo le dijo: ¡Fuiste tú…!, y organizó su llegada al cuartel con la tropa.

Desde ese día Salcedo y del Pozo no asoman ni las narices, saben que son insostenibles en el cargo, aunque Memo se canse de gritar que a él no lo mueve nadie, la tropa está dolida, no quieren saber nada de ellos y si accedieron a levantar el paro, es porque hay un compromiso del Mandatario oaxaqueño de quitarlos y por la disposición para dar respuesta a las demandas laborales, lograron sus $55 pesos diarios para alimentación muy por arriba de la media nacional que es de $42 pesos, más que merecido.

En lo que corresponde al seguro de vida, se contratará una nueva póliza para que se tenga un aumento en la indemnización, la cual asciende de $450 mil a $500 mil pesos por muerte accidental y de $200 mil a $250 mil por fallecimiento natural. De igual forma los gastos funerarios se incrementan de $45 mil a $50 mil pesos.

También se acordó que el Gobierno del Estado otorgará un apoyo de $10 mil pesos a los primeros 300 créditos aprobados para vivienda digna a las y los policías. Caray, ya era hora que tuvieran esos beneficios. Al igual que un nuevo bono por concepto del Día del Padre por la cantidad de $200 pesos.

Y ya para concluir esta entrega, Memo del Pozo, por si no lo sabe el Gobernador Murat, reprobó ya dos veces el examen de control de confianza que aplica el Sistema Nacional de Seguridad en la Ciudad de México, mientras que Ernesto Salcedo se ha negado a presentarlo, esos son los “ilustres” mandos superiores de la SSP en la entidad.

¡Pobre Oaxaca!

DE COLOFÓN: Nos escriben productores rurales de la Cuenca del Papaloapan, también sobre el grave tema que atraviesa la Policía del Estado, aquí les compartimos el texto:

“La Policía Estatal es eminentemente de cobertura rural en un estado con las características de Oaxaca. Sí, es nuestra policía, la encargada de la seguridad y de nuestros bienes y servicios. Los productores rurales mantenemos una comunicación permanente con ésta corporación policiaca. Sabemos de sus carencias y sí, los apoyamos siempre”.

“Los Propietarios Rurales consideramos urgente una revisión profunda e integral de la política de seguridad. Funcionarios capaces y que conozcan el estado con las características diferenciales de las 8 regiones. Revisión de la parte operativa, en fin, una reestructuración integral de la política de seguridad en el estado que evite manifestaciones de inconformidad que continuamente se presentan y que por ende, afectan la seguridad, la tranquilidad de los productores rurales y con esto la inversión que genera empleos, economía regional, gobernabilidad. El campo aporta el 50% de la economía del Estado de Oaxaca”.

Hasta ahí el texto de productores rurales de la Cuenca del Papaloapan.

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: María Nivón Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX

Revisar tambien

Refuerza Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez acciones preventivas en ríos y arroyos de la ciudad

 Se llevan a cabo labores comunitarias de limpieza general en el río San Felipe, así ...

A %d blogueros les gusta esto: