martes , octubre 20 2020
Inicio / Destacadas / Intervenciones del Director de Prestaciones Médicas del IMSS, Víctor Hugo Borja Aburto, conferencia de prensa. Informe diario sobre COVID-19 en México.

Intervenciones del Director de Prestaciones Médicas del IMSS, Víctor Hugo Borja Aburto, conferencia de prensa. Informe diario sobre COVID-19 en México.

Comunicado

En el IMSS también hemos tomado tiempo para prepararnos en los hospitales en donde vamos a atender a los casos.

Debemos estar preparados no solo para los casos críticos, los que van a estar en terapia intensiva,  sino en el manejo de todos los casos sospechosos, de los casos ambulatorios leves y las medidas que les vamos a dar.

Tenemos planteadas las medidas o los cuidados que deben tener en casa todos los casos que sean, ya sea diagnosticado como positivos o diagnosticados clínicamente, porque desde ahora la definición operacional de caso contempla a los casos que tienen las características clínicas y no necesariamente tenemos que confirmarlos a todos.

Los médicos tienen la capacidad para hacer el diagnóstico y la asociación epidemiológica será importante, y a éstos les vamos a dar las indicaciones de cuidados en casa, de la manera en cómo los familiares los deban de cuidar, el aislamiento domiciliario y las medidas que debe tener el cuidador también.

Estamos preparados también con la atención en el primer nivel, con módulos específicos donde se va a hacer el Triage respiratorio, le llamamos, para no mezclar a todos los pacientes.

No todos los pacientes van a llegar complicados, muchos de éstos los vamos a poder regresar a casa, a algunos trabajadores les vamos a dar su incapacidad de inmediato para que no regresen a sus lugares de trabajo y puedan contagiar a sus compañeros; también vamos a dar incapacidad a aquellos que son sus contactos y que requieran la incapacidad.

Esto el epidemiólogo tomará los datos de los contactos y no se requiere que estén enfermos, se requiere que los contactos también estén en seguimiento y vamos a dar la incapacidad también a los contactos.

Estamos preparando también 70 hospitales que serán lugares de referencia para el tratamiento de los casos.

Y ya en la última fase donde tengamos que hacer una reconversión hospitalaria, porque tengamos más casos críticos que requieran ser atendidos a la vez, porque no es lo mismo tener mil casos en una semana que tener mil casos a lo largo de cinco semanas; estamos preparando un número de hospitales, aproximadamente 19 hospitales ahora, que puede crecer un poco más porque estamos viendo inaugurar algunos hospitales nuevos y desde la inauguración convertirlos en hospitales COVID; esos hospitales COVID serían inaugurados y destinados desde el inicio para atender la pandemia.

De tal manera que esta reconversión nos dará la capacidad para atender un número grande de casos que se den a la vez, pero finalmente vamos a estar atendiendo en todo el país.

Lo que esperamos es que no se dé el pico máximo en todas las ciudades; si ustedes recuerdan, en influenza los picos se fueron dando por regiones distintas, al principio de la epidemia ustedes recuerdan que Yucatán o todo el sur-sureste no tuvo casos, ellos tuvieron un pico posterior, en algunos estados del norte también entraron después que en la Ciudad de México, y lo mismo queremos que pase aquí.

De tal manera que eso nos puede permitir irnos preparando de manera diferencial por regiones, lo mismo que en los países como México, por fortuna, ha tenido tiempo para prepararse y las autoridades han podido ir vigilando cómo se comporta la epidemia para poder tomar las decisiones en el tiempo apropiado, también de la misma manera vamos a vigilar al país para que en las distintas regiones tomemos las medidas adecuadas.

No necesitamos que todos los respiradores que vamos a tener funcionen al mismo tiempo, estos podrán ser movidos en los distintos hospitales y en las distintas regiones; por eso debemos confiar en el sistema de vigilancia que tendremos para todo el país.

P.- Se nos ha dicho que en la realidad es imposible tomar prueba por prueba de las personas que pudieran estar contagiadas de COVID-19; mi pregunta va a en el sentido, si sólo se hace un muestreo, ¿no se corre el riesgo de sólo tener un subregistro o una cifra negra que en consecuencia al no saber que esa persona tiene COVID-19 pudiera contagiar personas al no tener el aislamiento o los cuidados médicos y entonces aumentar el número de contagios?

En el caso de zonas rurales, ¿qué están planteando ustedes? Porque sabemos que en México hay que acercar los servicios médicos a las comunidades indígenas y rurales, no hay centros de salud, tardan horas en llegar, ¿cómo se va a aplicar en estas zonas este sistema para prevenir el COVID-19?

VHBA.- A mí me gustaría recomendarles un indicador que no depende de la fracción de muestreo, si hacemos el 50 por ciento al 100 por ciento o al 25 por ciento, y ese es el porcentaje de positividad de las pruebas.

Actualmente vamos entre el siete y el 15 por ciento de porcentaje de positividad, en algún momento en influenza en 2009 creo que llegamos casi al 70 por ciento de positividad, y esto de todas las muestras procesadas y que ya tienen resultado, cuántas salen positivas y eso si es una muestra grande o una muestra pequeña, nos permite ir evaluando a lo largo de tiempo también cómo va la positividad, y una fracción de positividad del siete por ciento hasta ahora nos dice que vamos empezando y no depende de si hicimos pocas o muchas muestras, sino nos indica que vamos empezando en la epidemia.

Revisar tambien

Trabajando en unidad ayuntamiento gestiona insumos para la vivienda

**Los interesados pueden acudir a la Dirección de Planeación Estratégica que se encuentran en prolongación ...

A %d blogueros les gusta esto: