viernes , enero 15 2021
Inicio / Destacadas / CRÓNICA POLÍTICA: Pueblo pobre…y diputados ricos que van por la reelección

CRÓNICA POLÍTICA: Pueblo pobre…y diputados ricos que van por la reelección

Por Rosy RAMALES 

Cayeron en omisión al no reglamentar la elección consecutiva de legisladoras y legisladores federales, en el plazo exigido por la ley. 

La pandemia alcanzó al Congreso de la Unión y dejó inconclusa la tarea. Como en otros casos, la Cámara Baja bien pudo crear una estrategia para emitir el reglamento. 

Sin embargo, hizo mutis. 

Ahora, bajo el pretexto de tratarse de disposiciones internas, las y los diputados legislaron en materia electoral para aplicar las reglas en el proceso electoral en marcha cuando la Constitución lo prohíbe, salvo que las normas sea de aplicación posterior. 

Seguramente nadie impugnará. Y aquí sacan la casta tanto el pinto como el colorado, pasando por el color vino. Prácticamente todos los partidos políticos y sus legisladores son cortados por la misma tijera.  

Ni la derecha, ni la izquierda, ni el centro izquierda, ni el centro derecha, rechazó las recién aprobadas “disposiciones internas para diputadas y diputados que opten por la elección consecutiva” para las elecciones 2021. 

Bueno, solo hubo 4 votos en contra y 5 abstenciones, pero 454 legisladoras y legisladores aprobaron el “Acuerdo” que establece disposiciones leoninas a su favor como las siguientes:  

Que quienes manifiesten su intención de participar para el mismo cargo por un periodo consecutivo, podrán optar por separarse de su función legislativa, pero si continúan en el ejercicio, tendrán las mismas consideraciones que todos los legisladores para que desempeñen sus atribuciones de representación popular 

Miren, el propósito de separarse del cargo es para evitar el uso de recursos públicos con fines electorales. Así que las “disposiciones internas” son tramposas, ventajosas; una forma de maquillar de legal lo ilegal, de lícito lo ilícito, de moral lo inmoral. 

Bueno, en realidad la legislación no exige la separación del cargo legislativo para poder competir por el mismo cargo. No obstante, por principio de equidad deben hacerlo. 

No reglamentaron oportunamente la reelección consecutiva. Entonces, fuera de los tiempos tocaba al Instituto Nacional Electoral (INE) emitir las reglas correspondientes. 

Pero las y los legisladores, argumentando que el órgano electoral estaría legislando, pues se dieron “disposiciones internas”. 

Y a la permisión de continuar en el ejercicio legislativo si deciden competir en las elecciones 2021 por el mismo cargo teniendo las “mismas consideraciones que todos los legisladores para que desempeñen sus atribuciones de representación popular”, pusieron falsos candados. 

Pues dicen que “sin embargo, deberán observar estrictamente las disposiciones legales y normativas dirigidas a preservar la equidad y la imparcialidad en las contiendas electorales, así como cumplir estrictamente con las disposiciones previstas en los Lineamientos para Regular la Entrega, Destino y Comprobación de los Apoyos Económicos para Legisladores y en la Norma para Regular el Pago de Dietas y Apoyos Económicos a Diputadas y Diputados de la Cámara de Diputados.” 

¿Alguien les cree? 

Todavía con el cinismo más fino establecieron que sin perjuicio de las responsabilidades aplicables, tendrán la “obligación de cumplir” con: 

1. Las obligaciones inherentes a su encargo y funciones de carácter legislativas, tanto en el Pleno de la Cámara, las comisiones legislativas, comités, demás órganos parlamentarios y, en su caso, de la Comisión Permanente.  

2. Abstenerse de incurrir en actos anticipados de campaña y precampaña… 

3. No podrán participar en eventos de carácter proselitista en los días en que se encuentren obligados a desempeñar su cargo, de acuerdo con la programación para los trabajos legislativos.. 

4. Abstenerse de usar los recursos públicos tanto humanos como materiales y económicos inherentes a su función, para un fin distinto al que están destinados, para influir en la voluntad del electorado o en actos de campaña o en cualquier otro de proselitismo político.  

Y de manera potestativa, es decir, si quieren, “las diputadas y los diputados que opten por la elección consecutiva podrán renunciar por el periodo que señalen a los apoyos económicos a que tienen derecho, mediante manifestación por escrito dirigida a la Mesa Directiva, misma que lo hará del conocimiento del pleno.”  

¿Así, o más desvergüenza? 

Ahí no acaba todo. Fíjense lo que establecieron: 

Que la inasistencia a las sesiones de las diputadas y los diputados que opten por la elección consecutiva, generará el descuento de la dieta. 

Ja. Las sesiones y reuniones no presenciales son un denominador común en la pandemia, acuden al recinto cuando así lo acuerdan o cuando se trata de reformas de envergadura. ¿Qué no ya estaban implementando el voto a distancia? 

Vaya, desde el móvil podrán votar desde donde se encuentren ¿o no? Entonces será tan fácil salirse un rato del mitin para votar y punto. 

¿Y cómo no usar los recursos públicos en actos de precampaña y campaña, si el mismo teléfono celular forma parte de los recursos del Congreso? ¿O cada diputada y cada diputado lo adquirió con su propio dinero? 

El uso de los medios del Poder Legislativo para publicitar sus acciones en la materia es en sí mismo un uso para posicionarse en el ánimo ciudadano. Claro, lo negarán rotundamente bajo el argumento de que solamente publicitan su trabajo. 

Las y los diputados que opten por la elección consecutiva , además seguirán gozando de dieta y todo tipo de apoyo, asesores y demás.  

¿Eso no se parece al asalto en despoblado

Pero a modo de burla todavía precisan que “la comprobación y fiscalización de los apoyos económicos que se otorguen a las diputadas y los diputados que opten por la elección consecutiva se regulará a través de los Lineamientos para Regular la Entrega, Destino y Comprobación de los Apoyos Económicos para Legisladores y en la Norma para Regular el Pago de Dietas y Apoyos Económicos a Diputadas y Diputados de la Cámara de Diputados.”  

Bien decía Maquiavelo que “la política es el arte de engañar”.  

Y ahí van nuevamente diputadas y diputados a la elección consecutiva (conocida como reelección) a engañar a la ciudadanía ofreciendo legislar a su favor cuando –con sus excepciones— han demostrado lo contrario.

Diputadas y diputados enriquecidos a costa del erario bajo el disfraz de dietas y apoyos legislativos, frente a un pueblo pobre, frente a personas que apenas sobreviven, que caen en la desesperación por falta de trabajo y hasta se ven obligadas a robar para comer. 

¿Así pretenden nuevamente el voto de la ciudadanía? 

*** 

Correo: rosyrama@hotmail.com 

Revisar tambien

Refuerzan Ayuntamiento de Oaxaca y Gobierno del Estado acciones de desinfección en el Centro Histórico

Comunicado La noche del jueves dio inicio la primera de seis etapas de saneamiento en ...

A %d blogueros les gusta esto: