viernes , febrero 28 2020
Inicio / Destacadas / CRÓNICA POLÍTICA: Alejandro Murat, necesita un gabinete de él.

CRÓNICA POLÍTICA: Alejandro Murat, necesita un gabinete de él.

Opinión por Rosy Ramales

Cuando hay procesos electorales, las personas postuladas a un cargo de elección popular suelen establecer pactos con poderes fácticos con tal de ganar a cambio de posteriores favores políticos o económicos. A ello añádanle acuerdos con amigos y familiares.

Y todo sobre las prioridades de la persona postulada para poder ejercer el cargo, y por encima de las necesidades de la población representada o de la demarcación territorial donde gobernará tratándose de titulares de Ejecutivo.

Por eso en el caso de los gobernadores prácticamente todos llegan atados de manos. O como dijo Jesús, “que tire la piedra quien esté libre de culpas”; difícilmente. Y los acuerdos y compromisos se reflejan en el respectivo gabinete.

Y así los mandatarios –quizá con sus excepciones— tienen que aguantar a recomendados, familiares, cuates y cuotas, tengan o no experiencia en administración pública y conocimiento sobre la realidad de la entidad federativa; además de talento, buen trato y vocación de servicio.

 Pero llega el momento en que necesitan romper con pactos, acuerdos y compromisos, los cuales se convierten en ataduras para gobernar; incluso, para ejercer el poder a la altura de su investidura teniendo a los ciudadanos como único límite.

Suena bonito, ¿verdad?, aun cuando parezca utopía. Sin embargo, los manotazos deben de darse sobre todo cuando se ha entrado a la segunda mitad del sexenio.

Es el caso del Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa.

Llegó con múltiples compromisos y con un sello en el apellido que le implicada doble esfuerzo para demostrar haber llegado per se, con merecimiento para el cargo. Tenía que legitimarse aun cuando ganó bien la elección (por más de cien mil votos de diferencia).

Sin embargo, como él mismo lo dijo en sus primeros días de gobierno: “La legitimidad va más allá de las urnas electorales”. Palabras más, palabras menos.

Alejandro Murat es una persona educada, de buen carácter; cosa que le ha hecho ganar simpatías y aceptación donde no era bien visto, sobre todo porque no nació en Oaxaca, sino en el Estado de México. No obstante, le ha dado más impulso a la identidad oaxaqueña que los propios nativos.

Retomando el tema: A lo largo de sus tres años de gobierno, Alejandro Murat ha hecho cambios en su gabinete legal y ampliado…bueno, en su mayoría más bien rotaciones. Pero necesita con carácter de urgente oxigenar perfectamente su administración.

Incluso, siendo una persona exigente en el trabajo, que no admite errores mayúsculos, también debería examinar a sus colaboradores más allegados, que forman parte de su equipo desde cuando fungió como Director General del Infonavit, y algunos le acompañan tiempo atrás.

 ¿Le están respondiendo? ¿Están respondiendo a las necesidades de Oaxaca?

Con toda seguridad Alejandro debe tener claro que sus colaboradores provenientes del Estado de México y de la capital del país se irán cuando termine su sexenio, y él cargará con el crédito o descrédito que resulte del buen o mal trabajo de su equipo cercano.

Y si es previsor, seguramente también estará consciente del peso sobre sus hombros que representen los errores mayúsculos de sus colaboradores oriundos del estado, pues no por ser oaxaqueño escapan a las tentaciones.

Alejandro Murat tiene aspiraciones políticas aun cuando su partido, el Revolucionario Institucional está prácticamente en la lona. Sin embargo, no es el único partido; ahí está el Verde Ecologista o el mismo Morena, con cuyo líder moral (el presidente Andrés Manuel López Obrador) tiene muy buena relación.

Tanta que los priistas se sintieron celosos y hubo necesidad de organizar en Oaxaca una reunión de diputados locales para que el líder del PRI nacional, Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, pudiera encontrarse con Alejandro Murat y cuadros del priismo local.

Aunque el mismo “Alito” es producto de acuerdos con las más altas esferas del poder, según dicen.

En fin, si Alejandro Murat tiene aspiraciones políticas, entonces necesita echar toda la carne al asador en la segunda mitad de su sexenio, empezando por oxigenar su gabinete, lo cual viene previendo desde hace más de medio años haciendo solamente pequeños cambios sin que implique un ajuste integral.

No ha podido hacerlo por diversas razones, entre las cuales se cuentan las presiones de los mismos grupos internos. Pero ya es hora.

Por lo pronto, en una entrevista de televisión, Alejandro Murat confirmó que habrá nuevos cambios en su gabinete para reforzar la última recta de su administración y ante los nuevos retos que enfrenta Oaxaca.

“Es un tema de coyunturas, hay perfiles que necesito ahora, a veces no es que uno sea mejor que otro o peor, es un tema de perfiles, todos tenemos fortalezas y debilidades, se trata de un tema de perfiles”, dijo.

Y no descartó reincorporar a cuadros que ya participaron en su gobierno.

Como sea, nuevos, reciclados, foráneos, los integrantes de su gabinete deben ser puestos por él, si acaso quiere reforzar el último tramo de su administración, pues si permite imposiciones, los colaboradores obedecerán a quienes los impusieron.

Revisar tambien

Entierran en Huajuapan a fémina luego de negarle espacio en Dinicuiti

IGAVEC Huajuapan de León, Oax.- El cuerpo de Guillermina Roque Salazar, originaria del Núcleo Rural ...

A %d blogueros les gusta esto: